Cirugía de las mamas

Aumento mamario

Esta es una de las cirugías más agradecidas en Cirugía Estética ya que los resultados se ven de forma inmediata.

El cirujano deberá valorar previo a la cirugía: La flacidez de la piel, el tejido celular subcutáneo, la cantidad de glándula mamaria, el tamaño del complejo areola-pezón y la simetría mamaria. Asimismo, es conveniente tener en cuenta los deseos del paciente.

Existen básicamente tres vías de abordaje para la colocación de las prótesis: la vía axilar, la peri-areolar y la del surco submamaria. Existen las prótesis inflables, que son prótesis de silicona que se rellenan con suero fisiológico, las de gel de silicona que son las más utilizadas y de las que hay más experiencia y las prótesis de hidrogel.

Las prótesis se pueden colocar subglandular o submuscular, es decir, justo debajo de la glándula, o debajo del músculo pectoral. Nuestra experiencia recomienda en términos generales, colocar las prótesis por vía periareolar y debajo del músculo pectoral.

En este tipo de cirugía la paciente puede volver a su domicilio el mismo día de la intervención. En el quirófano se le coloca un sujetador, con el fin de mantener las prótesis en la posición adecuada.

Reducción mamaria

Cuando una mujer ha tenido un desarrollo mamario desproporcionado, es causa de alteraciones de la imagen corporal así como de dolor en columna cervical y dorsal. Es importante una buena reducción estética, (volumen y peso adecuados) para conseguir el doble objetivo, es decir, estético y funcional.

Remodelamos la mama para que tenga una forma cónica, agradable y un volumen adecuada a cada paciente.

Las cicatrices pueden ser visibles, aunque la tendencia actual es dejar cicatrices mínimas . Todo va a depender del tipo de mama. En el postoperatorio es recomendable un control exhaustivo de esta cicatriz con el fin de prevenir cicatrices inestéticas.

Esta intervención requiere un día de estancia en la clínica y se recomienda una semana de reposo relativo de los brazos.

Mastopexia (Elevación de las mamas)

Es un procedimiento quirúrgico que sirve para elevar las mamas caídas. Se realiza bajo anestesia general y se debe permanecer ingresada en la clínica de 12 a 24 horas.

La maxtopexia, deja cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador. La tendencia actual, esta orientada a realizar cicatrices mínimas dependiendo de cada caso en particular.

En el post-operatorio, es recomendable un tratamiento de 4 a 6 meses sobre las cicatrices.

Asimetría mamaria

La mayoría de mujeres tienen una mama ligeramente mayor que la otra; Estas asimetrías mamarias ligeras, son consideradas totalmente normales.

Pero si la diferencia de la forma o el tamaño entre las mamas es más evidente y preocupa a la paciente, es posible efectuar una intervención quirúrgica para mejorar la simetría.

Algunas veces se tratará de una Reducción Mamaria de la mama demasiado grande, o en otras, de un Aumento Mamario de una mama demasiado pequeña, o de una Elevación Mamaria de la mama demasiado caída. Dependiendo del caso en particular, puede ser posible combinar intervenciones para intentar conseguir la mayor simetría posible.

Pequeñas asimetrías o diferencias entre el tamaño de las areolas y de los pezones también pueden mejorar con intervenciones especificas de Reducción de Areolas o de Pezón.

Reconstrucción mamaria

La reconstrucción mamaria, se practica en todas aquellas pacientes que han sufrido su extirpación, por cáncer de mama u otra enfermedad.

Objetivos:
Formar una mama lo mas natural posible, pudiéndose completar, con la reconstrucción del complejo pezón-areola, si la paciente lo desea.

Finalidad:
Evitar la necesidad de llevar prótesis externas, recuperando la imagen corporal deseada y conseguir una mayor calidad de vida.

Técnicas:
Existen varias técnicas que deberán adecuarse a cada paciente. En términos generales, podemos decir que existe:

  • Reconstrucción con prótesis.
  • Reconstrucción con expansor tisular.
  • Reconstrucción con colgajos dermograsos, musculares y miocutáneos.

Ginecomastia

Es el aumento anómalo del volumen mamario en los varones, dando un aspecto femenino a sus mamas.

El tratamiento consiste en vaciar las mamas a través de una incisión en la mitad de la areola, o mediante liposucción. La elección de la técnica, va a depender del tipo de la Ginecomastia.

Si la Ginecomastia es de predominio graso podremos practicar una Liposucción, pero si es de predominio glandular deberemos realizar la extirpación mediante una incisión periareolar.

La intervención se puede realizar bajo anestesia local o general, dependiendo del grado de la Ginecomastia. Se recomienda una pequeña faja torácica en el curso postoperatorio inmediato.